sábado, 27 de agosto de 2016

EL NOVIEMBRE DE KATE de MONICA GUTIERREZ


Buenos días, mis muy querid@s lectores! ¿Cómo va ese verano? Yo sigo con lo mío, reseñando libros para daros que leer estas vacaciones. 
Hoy vengo con algo nuevo de la editorial Roca, el noviembre de Kate, de Mónica Gutiérrez. Darle las gracias a la editorial por esta gran oportunidad.

SINOPSIS

Kate vive en un edificio antiguo como su propia tristeza y hace tanto tiempo que se ha dejado llevar por la rutina que ya no recuerda el sentido de los pequeños detalles, la aventura escondida en las sorprendentes pistas cotidianas. Un extraño jardín y una emisora de radio colgada del cielo en una buhardilla de madera constituyen su refugio para ese otoño. Y, sin embargo, aunque en la pequeña ciudad de Coleridge todos ignoren las advertencias de un excéntrico meteorólogo, el tiempo está a punto de cambiar el noviembre de Kate de la mano de un hombre bueno con planes de venganza, un sábado de tortitas y la risa de los argonautas.

Una novela feel good ambientada en Inglaterra.



RESEÑA

Ante todo, tengo que decir que la sinopsis no describe, para nada, lo que va a ser el libro.

Kate es un joven que tiene un trabajo que no le gusta, una vida que odia y una familia que la ignora. Hasta aquí todo muy deprimente y muy realista, todo sea dicho de paso. Gracias a una compañera de trabajo, decide ir a un programa de radio y hacer una sección como periodista invitada. Nunca se imaginó que ese sería el principio de una serie de cambios que la trasformarían de la Kate amargada a la Kate con ganas de vivir. Es una protagonista un poco anodina, sin garra ni fuerza, muy impedida por esa desgracia interior que tiene. Puede parecer un poco deprimente, y a veces lo es, pero no deja de ser un canto a la vida y a la posibilidad de ser felices.

Don es nuestro agradable protagonista masculino. Es un atractivo informático que trabaja para la policía. Un antiguo caso lo tiene amargado, en eso coincide con Kate, y obsesionado. Toda su ansia es resolverlo, y puede llegar a ser capaz de todo por conseguirlo. Tiene más carácter y es más interesante que Kate, incluso a veces puede llegar a ser muy adorable. Se rodea de un elenco de personajes “frikis” que le dan un toque humorístico muy agradable.

A lo largo de todo el libro, estos 2 personajes se van conociendo y despojándose de toda esa amargura y desgracia que llevan a cuestas Por si esto no fuera poco, una gran tormenta se cierne sobre Coleridge, la ciudad donde viven, que traerá devastadoras consecuencias para todo aquel que no esté preparado. ¿Qué ocurrirá con nuestros protagonistas, podrán sobreponerse a sus desgracias y empezar un futuro juntos? ¿Podrá Kate desembarazarse de su odiosa vida? ¿Y Don?

Tengo que resaltar que el ritmo de la novela no me ha gustado demasiado. Es un poco lento y la historia al final para mí ha sido muy predecible. Es verdad que es un canto a la vida y a cambiar nuestra existencia si no nos gusta, pero me ha faltado algo. Me he pasado todo el libro esperando que hubiera algo más en la historia, hasta que he llegado al final del libro. Es una novela bonita, positiva y que puede hacerte abrir los ojos, pero le falta trama y algo de ritmo. Yo necesito más, necesito una historia que me haga emocionarme, que me haga ver la luz y, lo siento, pero con este libro no me ha pasado. La narración es muy pulcra, pero tal vez algo pesada como lectura de verano.

Recomendado solo a aquellos cuya vida quieran cambiar y este libro les pueda motivar.