domingo, 22 de mayo de 2016

MARTINA CON VISTAS AL MAR de ELISABET BENAVENT


Buenos días, queridos lectores. Después de varios y muy interesantes días con entrevistas y otras reseñas, hoy vengo con un libro que ha causado furor en el mundo literario: Martina con vistas al mar, de Elisabet Benavent. Os adelanto que la autora ha aceptado mi solicitud para hacerla una entrevista. Desgraciadamente tendréis que esperar para ese momento, pues sus compromisos con el nuevo libro no la dejan un momento libre. Sin más preámbulos, empezamos con la reseña.


SINOPSIS

Primera parte de la bilogía «Horizonte Martina», una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una novela llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre.
Placer para los sentidos.
Original, arriesgada, arrebatadora, desternillante, hípster, macarra, sexy, 100% @BetaCoqueta, Martina con vistas al mar te enloquecerá.
Si te llamas Martina, llevas siempre la melena recogida, eres absolutamente cerebral...
Si te has formado para ser chef y perteneces al equipo de El Mar...
Si has sentido un chispazo al conocer a tu jefe, Pablo Ruiz, excéntrico cocinero con estrella...
Si no soportas su indumentaria hípster, pero te irías a cualquier parte si él te lo pidiera...
Eres sin dudarlo la protagonista de esta historia...
Y tu vida, tan ordenada, está a punto de cambiar.








RESEÑA

Bueno, bueno. Este libro tiene miga.

Martina es nuestra seria protagonista femenina. Una mujer glacial y calculadora, cuyo concepto de la diversión está muy alejado del de los demás. Le gusta ser seria y profesional en su trabajo como chef y eso descoloca a más de uno, incluido nuestro chiflado Pablo. Es un personaje que me ha encantado, en ciertos aspectos me he visto bastante identificada. Su ácida manera de expresarse me ha sacado más de una carcajada. Lo único que no me ha gustado es la relación con sus compañeras, demasiado “madre” y dejándose mangonear demasiado por ellas.

Pablo Ruiz es nuestro alocado protagonista masculino. Todos lo contrario a Martina. Divertido e irreflexivo, le da ese agradable toque de color a la novela (sobre todo, porque parece ser que es un hortera vistiendo). Su humor y espontaneidad también me han conquistado. Me encanta la gente que es original y no le importa lo que piensen los demás. Tiene oscuros secretos, como la mayoría de personajes principales de este tipo de libros, que van desvelándose poco a poco a lo largo de la historia.

Nuestros curiosos protagonistas se rodean de un maravilloso elenco de secundarios que a veces, en mi humilde opinión, son casi más interesantes que los propios protagonistas. Son una clara representación de la sociedad y, aunque a más de uno le duela, reflejan con maestría como se está poniendo la sociedad española.

Todos juntos sufren una y mil historias disparatadas y divertidas, a pesar de lo sosa que pueda parecer a veces nuestra protagonista. ¿Podrá sobrevivir el amor a tanta locura? ¿Aceptará la reflexiva Martina al excéntrico Pablo?

La manera de escribir de esta autora me ha sorprendido gratamente. A pesar de su gran fama, no la conocía y me ha encantado. Su manera de escribir, picante y divertida, me ha resultado sublime. Sabe cómo darle ese toque agridulce a la historia. Una crítica negativa que tengo que hacer al respecto es que para mí se centra demasiado en los protagonistas y alarga demasiado los momentos románticos entre ellos. En esos trozos, agradecía las historias de las compañeras de piso de Martina, que le daban más ese toque de humor.

Recomendable para los incondicionales de las historias románticas.

Si quieres más información sobre el libro, este es el enlace