lunes, 7 de marzo de 2016

OYE MORENA, ¿TÚ QUE MIRAS? de MEGAN MAXWELL




¡Buenos días, lectores! ¿Me habéis echado de menos? Sí, ya lo sé. La semana pasada no escribí una nueva reseña, pero es que de verdad que he estado muy liada y, el tiempo que no he pasado trabajando, he estado durmiendo. ¿Será este tiempo tan extraño? Parezco una marmota todo el día dormitando.
Mi nueva reseña de hoy es nuevamente para una de nuestras grandes escritoras, Megan Maxwell. No os preocupéis, no voy a ser pesada. Será mi última reseña sobre ella en un tiempo. La próxima será de una autora nueva, que está empezando con su nuevo libro. La dinámica va a ser esa, alternar libros de autores conocidos con libros de autores no tan conocidos. Espero que os guste. Ya sabéis que en comentarios podéis decirme vuestras opiniones al respecto sobre el blogg, la reseña y las futuras secciones que os gustarían del mismo.


SINOPSIS

Hola, soy Coral. Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él! Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto al temita hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido con ellos y poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira. Andrew es un bomboncito alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refiere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también le partieron el corazón y que por eso nunca repite con la misma mujer. Repetir, repetir, yo no le voy a pedir que lo haga conmigo, pero cuando nuestras miradas se encuentran, una extraña corriente se genera entre nosotros, y eso me inquieta y me hace pensar en si realmente repetiremos algún día. Pues bien, eso sólo lo sabrás si lees: Oye, morena, ¿tú qué miras?



CRÍTICA

Tengo que reconocer que hace tiempo, los libros de Megan Maxwell eran de mis favoritos. Los que más me han gustado siempre han sido los de las escritoras inglesas de romántica, me han puesto la piel de gallina y me han hecho llorar en más de una ocasión. Pero todavía recuerdo esa trilogía erótica tan maravillosa llamada “pídeme lo que quieras” (próximamente reseña), con la que no era capaz de despegarme del ebook. Podía estar horas leyendo y mi pareja siempre acababa enfadada porque no me veía el pelo. Pero últimamente, sus libros me parecen cada vez menos imaginativos. Las historias con cada vez más similares y van perdiendo esa frescura que tanto me gustaba de la autora.
En este caso, la protagonista es Coral (la mejor amiga de uno de sus personajes de “adivina quién soy”, Yanira). Una mujer que, después de los vaivenes de la vida y de que la relación con el hombre con el que tuvo un hijo no fuera bien, decidió darse al sexo sin ataduras. Pero claro, siempre hay un pero, aparece un hombre que hace que se vaya al traste toda esa determinación de amor sin compromiso, Andrew (El jefe de seguridad de Yanira), un hombre con el que ya tuvo “una historia” en el pasado. ¿Qué ocurrirá entre esta extraña pareja?
Coral es un personaje que acabas por adorar. Madre soltera, con una relación con su hija entrañable, tiene que ser fuerte para sobrevivir a las situaciones más disparatadas y la vida tan dura que le ha tocado vivir.
Andrew es de esos personajes que te gustan sobre el papel, pero que odiarías en la vida real: Guapo, mujeriego, etc. Nunca me suelen gustar estos personajes, aunque al final acaben por redimirse, pero ayuda a que el libro tenga ese toque de enredos que tanto nos gustan a las lectoras de romántica.
La trama, como siempre en los libros de Megan, se nutre de un buen elenco de secundarios entrañables y adorables que hacen que la historia principal no se haga pesada. Su manera de escribir es sublime y nada pesada, haciendo que fluya la historia con auténtica maestría. Como en otros libros de Megan Maxwell, la trama se basa en el romance de los protagonistas que, si no te has leído más libros de la autora, resulta novedoso, pero, como no es mi caso, la historia es un poco repetitiva y poco novedosa. Me ha parecido demasiado parecido a muchos de sus otros libros, lo cual me ha dejado con esa desagradable sensación de leer otra vez lo mismo.
Otra de mis contras es que la autora haya hecho otro libro con protagonistas de un libro anterior y que, además, no fue de mis favoritos. Creo que necesita volver a sus orígenes, empezar con historias y personajes nuevos. No me malinterpretéis, la historia es romántica y bonita, pero carece de toda frescura y originalidad si ya has leído varias de las obras de la autora. Sabes cómo va a acabar antes de empezar, lo que la salva es la destreza de la autora para enredar el contenido y hacer que no sea aburrida.
Recomendable para las que empiecen en el universo Maxwell y seguidoras incondicionales de la autora.

Más información del libro OYE, MORENA, ¿TU QUE MIRAS?